Carboxiterapia Co2, contra la celulitis, grasa localizada y el envejecimiento facial



La carboxiterapia es un tratamiento estético no invasivo y no quirúrgico, que ayuda a la oxigenación de las células mediante la infiltración © (dióxido de carbono) ayudando a la circulación sanguínea al conseguir que los tejidos subcutáneos se relajen y se produzca una dilatación vascular. Este gas, nuestro cuerpo expulsa mediante la respiración.

Se puede aplicar el CO2 en tratamientos como:

  • La celulitis

  • Grasa localizada

  • Estrías

  • Arrugas Faciales

  • Flacidez facial y corporal

  • Blanqueamiento de ojeras

  • Caída de Cabello




Cómo Funciona la Carboxiterapia

Al ser inyectado, una parte se adhiere a la grasa y el resto se dirige al torrente sanguíneo, entrando en contacto con la hemoglobina y provocando la generación de oxígeno, y como consecuencia aumenta el riego sanguíneo en la zona tratada.

Al terminar la sesión el paciente puede reanudar sus actividades normales, las contraindicaciones son problemas renales, cáncer, embarazadas y periodo de lactancia.



Celulitis, grasa localizada y flacidez facial

Estimula la combustión de las grasas, eso hace que el tratamiento de la celulitis sea eficaz.

La mejora de la circulación ayuda a reducir la acumulación de grasa destruyendo las células adiposas. Esta eliminación ayuda a remodelar la figura, eliminar las estrías y tener un aspecto más firme.

El CO2 también estimula las fibras de colágeno y elastina manteniendo su firmeza. La piel tendrá un aspecto más terso y juvenil, también la oxigenación permite aclarar la pigmentación de las ojeras y producir un aspecto terso de la piel y los párpados caídos.



7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo