Electrolipólisis

LA ELECTROLIPOLISIS
Esta técnica destruye la celulitis localizada, las grasas que no se eliminan con dietas y ejercicios,  celulitis y  obtiene una considerable reducción del volumen corporal.


La electrolipólisis, en medicina estética, consiste en la aplicación de agujas muy finas de acupuntura que se insertan en el tejido graso hipertrofiado. A través de estas agujas se hace pasar una corriente de baja intensidad y baja frecuencia que genera unas contracciones en las fibrillas del tejido conjuntivo subcutáneo.

 

Dichas contracciones hacen que las células grasas o adipocitos se vuelvan más permeables y eliminen las grasas que contienen en su interior. Más tarde esta grasa será eliminada a través de la orina, por lo que es de suma importancia que el paciente ingiera agua durante el tratamiento para ayudar a la eliminación de estos depósitos grasos.
 

La intensidad de la corriente dependerá de la propia sensibilidad del paciente. Casi siempre se inicia el tratamiento con una intensidad media-baja para ir incrementándola a medida que se sucedan las sesiones con el fin de que el cuerpo se vaya acostumbrando.
 

Cada sesión tiene una duración de 45 a 60 minutos.
 

Resultados:
Una vez finalizadas las sesiones el tratamiento sigue haciendo efecto pues parecen que las células recordarán el proceso al que han sido sometidas. Este punto es importante pues el paciente sometido a electrolipólisis no engorda tras finalizar el tratamiento sino que consigue que el organismo se equilibre en su conjunto.

 

Beneficios:
Aumenta la actividad y renovación celular de forma considerable.
Destrucción de la grasa localizada. (Efecto quema-grasa).
Tonificación de las estructuras cutáneas. (Efecto electro-mecánico).
Corrección del volumen corporal. (Efecto Joule).
Mejora de los procesos circulatorios.
Eliminación de toxinas y elementos de desecho.

 

Contraindicaciones:
La electrolipólisis no está indicada en adolescentes, mujeres embarazadas. Tampoco se debe de utilizar esta técnica en pacientes que tengan epilepsia, que lleven marcapasos o padezcan alguna enfermedad cardíaca. Se debe evitar también en casos de flebitis, trombosis o embolias y sobre zonas de piel inflamadas o con granos.